Desde Mexico: 800-225-8383 USA & Canada: 1-866-387-6678 Internacional: +52 (998) 849-4911 Whatsapp: +52-998-321-1173

Cenote Xibalba

Xibalbá - El Inframundo Maya

Oculto bajo las profundidades de la península de Yucatán existe un mundo de oscuridad gobernado por misteriosos dioses y aterradoras criaturas. Se trata del Xibalbá, el inframundo Maya y los Ajawab, los Señores del Xibalbá. Es este mundo subterráneo el que alberga los espíritus de todo ser humano después de la vida en la tierra. 

Los Mayas creían que se podía acceder a este mundo a través de los cenotes y las profundidades del mar. Es por esto que los  Mayas consideraban (Link a artículo de cenotes?) a los cenotes como lugar un sagrado. De igual manera creían que los troncos huecos de las ceibas comunicaban el Xibalbá con la tierra y el cielo, pues las raíces de este árbol llegan al inframundo mientras que sus copas tocan el cielo. 

Los Doce Señores del Xibalbá

Estos seres de apariencia cadavérica son el opuesto de la vida y los regentes del inframundo, encargados del balance entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

El Xibalbá estaba gobernado por Ah Puch o Kitzin, “el apestoso” dios de la muerte y rey del inframundo, y su esposa Ixtab, diosa del suicido. Ellos reinaban en el inframundo, pero eran los Ajawab quienes mantenían el orden. El consejo de los doce Señores del Xibalbá era a su vez liderado por Hun-Camé y Vucum-Camé los jueces supremos del Xibalbá. Eran ellos quienes dictaban los deberes de los demás señores del inframundo.

  • Hun-Camé y Vucub-Camé jueces supremos del inframundo y encargados del consejo.
  • Cuchumaquic y Xiquiripat encargados del derramamiento de sangre humana.
  • Ahalganá y Ahalpuh encargados de hinchar a los hombres, hacer que las piernas les supuraran y teñirles de amarillo el rostro; una enfermedad que los Mayas llamaban chuganal.
  • Chamiaholom y Chamiabac los alguaciles de Xibalbá, encargados de adelgazar a la gente hasta que solo quedaron los huesos.
  • Ahaltocob y Ahalmez encargados de causar desgracias a los hombres en su camino de regreso a casa .
  • Xic y Patán responsables de matar a viajeros en el camino.

La Leyenda de Hun Hunahpú, Vucub Hunahpú y la Derrota de los Ajawab

Narra el Popol Vuh que antes de la creación del mundo actual,  los gemelos divinos Hun Hunahpú y Vucub Hunahpú hicieron enojar a los  Ajawab por sus ruidosos juegos de pelota. Tal fue su ira que los Señores del Xibalbá retaron a los gemelos a un juego de pelota de vida y muerte. 

Ellos descendieron al Inframundo por un largo camino con enormes escaleras, cruzaron ríos de sangre y agua, y atravesaron las casas de tormento del inframundo:

  • La Casa oscura “en cuyo interior sólo había tinieblas”.
  • La Casa del frío “donde un viento frío e insoportable soplaba en su interior.”
  • La Casa de los jaguares, “donde los jaguares se revolvían, se amontonaban, gruñían y se mofaban.”
  • La Casa de los murciélagosdonde no había más que murciélagos que chillaban, gritaban y revoloteaban.”
  • La Casa de los cuchillos, “dentro de la cual sólo había cuchillos cortantes y afilados”.
  • También se menciona la Casa del Calor "donde sólo había brasas y llamas"

Los gemelos fueron derrotados por los Ajawab y perdieron la vida en el inframundo. Sin embargo sus hijos, los dioses Ixbalanqué y Hunahpú, que habían nacido en el inframundo quienes obtuvieron la venganza. 

Ixbalanqué decapito a su hermano Hunahpú frente al consejo de los Ajawab y luego le regreso su cabeza y lo trajo de vuelta a la vida. A los Señores del Xibalbá les pareció muy divertido esto y pidieron que les enseñaran este truco de magia. Los gemelos decapitaron a los Ajawab pero no les devolvieron sus cabezas, venciendo así a los seres del mal y permitiendo la creación del mundo como hoy lo conocemos. 

Underworld Mayan Xibalba

¿Cielo o Infierno?

Ni uno ni el otro. Para entender el Xibalbá primero debemos de entender la traducción. Lo que conocemos del inframundo y sus terrores viene en su mayoría del libro sagrado del Popol Vuh. Este es el único texto sagrado Maya que se haya encontrado hasta ahora ya que todos los demás fueron destruidos por la iglesia Católica en los siglos después de la conquista. 

Aunque sobrevivió a la conquista, el libro fue traducido e interpretado a través de la óptica Católica. Fue fray Francisco Ximénez quien entre 1700 y 1703 traduce el Popol Vuh al Español. Durante esta época los conquistadores aún veían a todo lo relacionado con la mitología y religión Maya como blasfemo y malvado. El libro original se ha perdido a la historia, y nunca se ha encontrado otro documento similar. Así que es imposible saber con qué certeza y objetividad fue escrita la traducción y posiblemente nunca lo sabremos. 

Sin embargo el libro deja claro que a pesar de la naturaleza malvada de los Ajawab, y los peligros del Xibalbá, este no es un castigo. Tampoco existe una recompensa para la siguiente vida; el Xibalbá es simplemente el siguiente mundo en el que existen las almas humanas después de la vida en la Tierra.

Por eso es que los antiguos Mayas eran enterrados con agua, alimentos, y algunos otros objetos; ellos creían que el difunto necesitaría provisiones para su viaje a tan terrible lugar. Y es por esto también que en el Hanal Pixán les damos ofrenda a los difuntos, para que no les falta nada en la siguiente vida. 

El próximo año Grupo Xcaret abrirá un nuevo parque en Yucatán dedicado a Xibalbá que se sumará a sus muy exitosos parques, seguramente será asombroso y permitirá que sus visitantes conozcan más del asombroso mundo subterráneo de los Mayas